PRIMAVERA Y RENOVACIÓN.

LA ESTACION ADECUADA PARA UN PROFUNDO RENACIMIENTO

Aprovechemos la fuerza de ésta estación para regenerarnos, depurándonos tanto a nivel físico como mental y emocional.

Es la estación del nacimiento de la naturaleza, toda la vida se restaura al principio de la primavera.

La fuerza que se encuentra dentro de nosotros, bajo la superficie, en el invierno, quiere salir con el florecimiento de la primavera.

La vida que será nutrida más tarde por el sol del verano y dará sus frutos en otoño.

Nuestra salud está relacionada con las estaciones.

Tras la lluvia y la nieve del invierno, las semillas empiezan a germinar en las profundidades de la tierra, salen los brotes y despierta la belleza floreciente.


La manera y el estado de ánimo con el que comemos, es una parte muy importante de la dieta saludable.

No debemos comer con tensión o preocupación.

Es el momento de cuidarnos con una alimentación más fresca y rica en alimentos vivos, es decir productos de temporada, locales y, a ser posible, no tratados químicamente.

Es el momento de la planta, la estación verde.

Comamos sólo lo que necesitemos y tomemos el tiempo necesario para digerir bien los alimentos.

En la naturaleza veremos muchas plantas depurativas del hígado y la vesícula biliar (los órganos relacionados con la MTCH en ésta estación).

Órganos que realizan las funciones esenciales del cuerpo, particularmente la digestión y procesados de muchas sustancias que hemos introducido en nuestro organismo en la estación fría del invierno.

Podemos ayudarnos con brotes tiernos de:

  • Caléndula (Caléndula officinalis)
  • Milenrama (Aquilea millefolium)
  • LLantén (Plantago Lanceolata)
  • Diente de león (Taraxacum officinale)
  • Achicoria (Cichorium intybus)
  • Abedul (Betula pendula)
  • Primavera (Prímula officinalis)
  • Fumaria (Fumaria officinalis) .

Se pueden consumir las hojas tiernas y flores en ensalada o en infusión.


Es un momento estupendo para salir a la naturaleza, respirar lenta y profundamente las sustancias beneficiosas del aire limpio y disfrutar de los sonidos, aromas y la belleza que la vida despierta nos ofrenda.


Los árboles y plantas producen “Fitoncidas”, un aceite esencial volátil que además de actividad antimicrobiana, tienen un efecto que afecta muy positivamente en la salud del ser humano “.

 En términos químicos, los componentes principales de las fitoncidas, están estrechamente relacionados con los aceites esenciales producidos a partir de plantas.

Salir a respirar en la naturaleza nos alinea con nuestra sabiduría interna y nos ayuda a reconectar con nuestros objetivos , cargarnos de ilusión y fuerza para llevarlos a cabo.

La estación favorita del mundo es la primavera. Todas las cosas parecen posibles en el mes de mayo.

Edwin Way Teale

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *